Make your own free website on Tripod.com
Home | Galeria de Fotos | Alta Patrulla Ñankü | Patrulla Jaguar | Patrulla Puma | Patrulla Halcón | Dirigentes De Tropa | Actualidad | Descargas | Campamento de Verano "Mantilhue" 2006 | Técnicas Scout

Alta Patrulla Ñankü

Contra Las Adversidades de la Tierra y el Cielo Alta Patrulla Ñankü Siempre Primeros

Aqui estan los Actuales Miembros de la Alta Patrulla y ALgunas Fotos de nosotros...

 
Integrantes

Guía de Guías 
(Deben haber elecciones de Guía de guías)

Presidente de la Corte de Honor 
Humberto Díaz 

Otros Cargos

Guía Patrulla Jaguar
Eliseo Enriquez

Guía Patrulla Puma
Felipe Rojel
Guía Patrulla Halcón
Gino Toro
 
Representante Patrulla Manquehuilefun
Juan Carlos Duhalde

ÑanKu

El agüero araucano

La pecho blanco, llamada Ñanku por los araucanos (con leves variaciones en la grafía según las distintas parcialidades) es por su supuesta virtud, uno de los animales más venerados entre ellos. Dicha virtud consiste en augurar la suerte de cualquier empresa, pero sobre todo la de los viajes: si se lo encuentra a la derecha, la travesía será venturosa, y todo irá a pedir de boca, mientras que si el ave está posada a la izquierda o vuela por ese lado, es mal presagio, y convendrá pegar la vuelta.
Koessler-Ilg recopiló de boca de su informante Venchu Küdel el siguiente rezo, que reúne todos los elementos básicos del mito: "Quiero pisar donde pises tú, Ñanku de espaldas al cielo; si andas a la derecha tendré buen viaje, tendré que seguir; si andas a la izquierda fracasaré, no tendré alegría. Si te veo sentado en el suelo, morirán mis animales. Compañero, amigo, padre, te pido: quédate a mi derecha."
El uso de estos calificativos cariñosos, y de otros como peñi (hermano) ñanku themo (lindo ñanku) o perkiñ-ligh (el de plumaje blanco) tienen como finalidad ganarse el favor del ave, al igual que la expresión "Inché che wentrú" (yo soy un hombre mapuche) ya que el Ñanku nunca haría uso de su bondad para con los huincas o extranjeros. Sin embargo, la creencia en el don agorero de la pecho blanco se ha extendido y arraigado entre algunos criollos, como ocurre en el oeste de nuestra provincia, según pude observar personalmente. Entre estos, sin embargo, circula predominantemente una versión algo distinta de la arriba expuesta, que expresa que la buena fortuna es anunciada por el ave de pecho, mientras que cuando da la espalda al observador, es señal de mala suerte. P. Paillalef (en El Tronco de Oro, G. Álvarez) agrega que si el ave es vista de costado, al viajante le irá de manera regular, y que su vómito, apropiadamente llamado bolo o egagrópila, es un poderoso amuleto cuyo uso multiplicará los bienes